“El PRI de la corrupción, de Miguel Riquelme, de los Moreira y de Manolito ya se va”: Ricardo Mejía


Ricardo Mejía Berdeja, subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, a nivel federal, aseguró que “el PRI de la corrupción, de Miguel Riquelme, de los Moreira y de Manolito ya se va”,

Aseguró que “llegó el cambio para Coahuila, llegó la hora de denunciar las corruptelas como las que hay en finanzas en el gobierno de Coahuila” de las que refirió que en su momento dará a conocer.

Mejía Berdeja dio a conocer la apertura de compuertas que permiten el flujo del agua que pone fin a la problemática suscitada entre empresarios de Casa Madero y comuneros del Ejido San Lorenzo.

“Gracias a la intervención del Gobierno de México y la Comisión Nacional del Agua (Conagua) hoy se reestablece el agua para riego”, sostuvo.

Tras sostener reuniones de trabajo con la Unión Nacional de Auténticos Mineros así como con vecinos y vecinas de distintas colonias de Saltillo, Ricardo Mejía dijo que el cambio en Coahuila se gesta con la gente y resolviendo problemas

Hizo un llamado a la población para acudir al corazón de la comarca Lagunera, a Francisco I. Madero a las 11:30 a la Asamblea Informativa unidad y movilización que convoca el partido MORENA, evento que congrega a militantes y simpatizantes de la cuarta transformación.

En días pasados, Mejía Berdeja realizó una denuncia pública contra Riquelme por promover una guerra sucia en contra del Gobierno de México y utilizar a la policía estatal y a la Fiscalía de Justicia del Estado para difundir la guerra sucia.

Señaló que elementos de la fiscalía local enviaron mensajes quejándose de que los obligan a "difundir guerra sucia" hablando mal de la seguridad del país y del gobierno federal.

Mejía Berdeja ha señalado en medios que la actual gubernatura coahuilense hizo de la confrontación y de la mentira, hacia todo lo que hace el gobierno federal, su razón de existencia, debido a que se la pasan todo el tiempo cuestionando y queriendo sabotear los programas de la administración pública federal.

En ese sentido, sostiene que sus aspiraciones políticas en 2023 incomodan, porque representan una “ruptura con este grupo que ha saqueado el estado”, por lo que esperará los tiempos electorales para seguir.