Guía para llegar a La Candelaría del chef Gabriel Vallejo


Chef Gabriel Vallejo Zerón

Así como diciembre es el mes de lo permisivo, enero debe ser el mes del cuidado, así lo cataloga el experto en gastronomía Gabriel Vallejo, quien presentó una serie de consejos para llegar al Día de La Candelaria con el mejor proceso detox posible y disfrutar de la tradicional tamaliza sin culpa alguna.


El Día de la Candelaria, en sus diversas manifestaciones, simboliza la finalización de los festejos navideños y es una celebración mundial, si bien diciembre es el mes en que más relajamos nuestra dieta y la sabrosa gastronomía mexicana nos hizo ganar unos kilos, enero es el mes para llevar al cuerpo al balance para poder disfrutar sin remordimientos de los tradicionales tamales y atoles.


Es por eso que el Chef Gabriel Vallejo enfatiza reducir el consumo de grasa, azúcares y harinas que recibió en las cenas y recalentados, para hacerlo el primer tip es beber un litro de agua todas las mañanas antes de cualquier alimento, y un vaso grande antes de dormir. Esto ayudará al cuerpo a mejorar su proceso digestivo, facilitar la evacuación y propiciar la eliminación de grasa. Muy sencillo pero efectivo.


El Chef Vallejo también explica que un error característico en diciembre son los ayunos para aprovechar al máximo las cenas, abundantes en grasa y carbohidratos, por lo que en enero es recomendable realizar cinco ingestas alimentarias al día. Tres de estas deberán ser fuertes e incluir proteína, que puede ser pescado o pechuga de pollo o pavo y no más de 100 gramos por episodio.


Las otras dos serán colaciones a base de fruta y/o semillas que pueden ser acompañadas de pan tostado, esto con la finalidad de sacar del aletargamiento digestivo al cuerpo y que el cuerpo deje de almacenar carbohidratos, proceso aprendido en diciembre por los largos ayunos.


Otro aspecto que Gabriel Vallejo especifica es que la cena debe ser la más ligera de las tres comidas fuertes, debe consumirse antes de las 9 pm y acompañarse con 8 horas promedio de sueño, que es un proceso reparador por naturaleza que ayudará a sentirte ligero y despertar con hambre para que el desayuno sea la más abundante de todas las comidas.


El también experto en historia de la gastronomía puntualizó que más que entrar en dietas rigurosas o extremas, se debe llevar una alimentación balanceada que normalice los procesos internos del cuerpo. Someter al cuerpo a un proceso alimenticio agresivo como cetotis o dietas detox no necesariamente serán efectivas en el mediano y largo plazo.


En conclusión, el chef Gabriel Vallejo pide ir con un nutriólogo que guíe la dieta para que sea un catalizador de buena salud y evitar los remedios mágicos, que generan rebotes de peso y ponen en riesgo la salud de las personas, con estos sencillos consejos se podrá llegar al 2 de febrero bien preparado para la tradicional tamaliza.