top of page

Lety Salazar: Matamoros merece un gobierno que resuelva la inseguridad


Al abordar problemas como la inseguridad, la escasez de agua y los deficientes servicios, Leticia Salazar Vázquez, exalcaldesa y aspirante a la alcaldía de Matamoros por el PAN-PRI, enfatiza la importancia de tener un gobierno que priorice las necesidades de la población.


La economía de las familias se ve afectada directamente por la delincuencia organizada, que cobra cuotas a los comerciantes, mientras la ciudadanía expresa su hartazgo por la falta de seguridad en una ciudad que se siente abandonada, según explica.


Al contribuir a la inseguridad, la falta de mantenimiento en áreas verdes y parques, junto con la insuficiente iluminación en vías públicas, se suma a los problemas existentes con el abastecimiento y tratamiento de agua, como el drenaje y las aguas residuales.


Su liderazgo municipal entre 2013 y 2016 se caracterizó por un enfoque en el desarrollo social y económico, evidenciado en la implementación de programas de apoyo, como el esfuerzo por proporcionar empleo a madres solteras. Este periodo también se distinguió por un aumento del 40% en la generación de empleo comparado con la administración previa y la activación de áreas verdes y espacios recreativos importantes, como el emblemático parque Laguito en Matamoros.


La lucha contra la delincuencia organizada marcó el mandato de Lety Salazar, quien tuvo que tomar la decisión de derribar una casita de madera clandestina en el área del corralón municipal, donde operaban actividades ilegales como el cobro de multas.


“Y esto hizo mandar un mensaje de que aquí la autoridad municipal era la que llevaba el control, aquí era la autoridad municipal y no la delincuencia la que tenía control en ese sentido, ese tema también no fue fácil”, afirma.

La campaña del gobierno municipal contra actividades ilícitas tuvo múltiples frentes, al incluir el cierre de locales de giros negros implicados en la distribución de drogas y el lavado de dinero. Paralelamente, se tomaron medidas para terminar con la venta de alcohol adulterado en la calle, que dañaba principalmente a los jóvenes, y se erradicó la venta de huachicol en áreas económicamente desfavorecidas.


Al recordar su mandato, la ex alcaldesa destaca la importancia de la coordinación con las fuerzas del orden estatales y federales, como la Marina y Sedena, para llevar a cabo operativos preventivos que promovieran la conciencia ciudadana sobre diversos ilícitos, a pesar de la ausencia de una policía municipal.


Al provenir de una familia de siete hermanos y ser criada en un ambiente donde se valora el esfuerzo, Lety Salazar halló en su núcleo familiar el soporte esencial para su dedicación a promover un Matamoros con mayor justicia social y seguridad.

Desde una temprana edad, Salazar Vázquez se involucró en los negocios familiares, lo que le permitió financiar su educación hasta alcanzar el nivel de maestría.


Una de las principales influencias en su vida proviene de los valores cristianos de su familia, en especial de su abuela Rita, quien fue pastora de una iglesia por más de 25 años, estableciendo así los fundamentos de su carácter.


A lo largo de su trayectoria, encaró diversos desafíos debido a ser mujer. No obstante, logró destacar en campos tan diversos como la política, donde ocupó roles como regidora, diputada local, diputada federal y alcaldesa, así como en el ámbito empresarial.


En la evaluación de los proyectos que cuentan con la participación de mujeres para la presidencia, distingue entre uno que propone seguir un camino a un modelo que no ha sabido combatir la inseguridad y otro que, con un espíritu democrático, busca enfrentar y solventar los desafíos que afectan al país, al promoviendo la seguridad ciudadana a través de la inteligencia.


Salazar, al abordar la cuestión binacional, señala las dificultades inherentes a los cruces fronterizos, al destacar la necesidad imperante de reforzar la seguridad y agilizar los procedimientos. Asimismo, resalta el desafío que representa la migración, especialmente en el caso de Matamoros, una ciudad fronteriza que acoge a un considerable número de migrantes provenientes de Centroamérica.


La Ley de Migración, junto con la ley sobre los refugiados y protección complementaria, fueron dos logros legislativos clave durante su tiempo como diputada federal y presidenta de la Comisión de Población, Fronteras y Asuntos Migratorios.


Destacó la importancia de colaborar estrechamente con las instancias estatales y nacionales en diversas áreas, al subrayar que este esfuerzo conjunto es fundamental para el beneficio de la población.

Comentários


bottom of page