Militantes de Morena en Jalisco señalan traición de Gabriel García Hernández


Militantes de Morena aseguraron que fueron traicionados por el excoordinador nacional de Programas Sociales Gabriel García Hernández y el delegado en Jalisco, Armando Zazueta Hernández, quienes habrían utilizado los recursos para hacer perder a este partido en los comicios de este año.


El documento signado por Leonardo Misael Mercado, Alejandro Alcázar Chávez y Luis Saracho Alatorre explica que se realizaron acuerdos millonarios en los que participaron los mencionados actores políticos.


No obstante, a la lista sumaron al senador Alejandro Peña Villa, Clara Cárdenas, Marco Tulio Rosas Romero, Elizabeth Flores, Marco A. Gutiérrez, Juan Barajas Godínez, Rosa María Cardona, Demetrio Almeda y Alfredo Escobar Ruiz.


Respecto al modus operandi de Mercado Sánchez anotaron que “sostuvo un dialogo permanente con el gobernador y con el secretario Enrique Ibarra”; aunado a que también abusó de su cercana relación con el ex coordinador nacional de Programas Sociales GABRIEL GARCÍA HERNÁNDEZ, para controlar y manipular a su antojo al delegado en Jalisco, ARMANDO ZAZUETA HERNANDEZ, quien puso a disposición de la oposición los programas sociales en complicidad con los subdelegados y numerosos servidores de la nación que laboran en nuestro estado”.


En la misiva también criticaron los resultados de las pasadas elecciones, tras lo que consideraron imposición de dirigentes. “Se exhibió no sólo la simulación y el engaño de esos pseudo morenistas, sino la enfermiza perversidad con la que se proponen impedir la consolidación de la Cuarta Transformación en nuestro Estado y cuyo objetivo primordial no es otra que seguir beneficiándose política y económicamente”.


Por ello, solicitaron que todos los distritos participen en una colecta de firmas dirigida al presidente Andrés Manuel López Obrador y al dirigente nacional, Mario Delgado, con el fin de que los supuestos involucrados sean removidos.


“MORENA Jalisco cuenta con actores políticos capaces, maduros y preparados para conducir los designios del partido. Ya no necesitamos guías foráneos y menos aquellos que no están definidos ética y políticamente con el cambio verdadero; que no les convence la doctrina morenista y que acuchillan al partido, pues su filosofía sigue siendo la de venderse por treinta monedas de oro”.