Tres millones de personas quedarían desempleadas tras el aumento de las vacaciones


La iniciativa que se discute en el Senado para ampliar de seis a 12 días el número de vacaciones desde el primer año de trabajo provocaría de forma inmediata el despido de más de tres millones de trabajadores a nivel nacional, así lo advirtió Gerardo Cleto López Becerra, presidente del Consejo para el Desarrollo del Comercio en Pequeño y la Empresa Familiar.


En entrevista con Publimetro, el empresario advirtió que los senadores que empujan esta propuesta lo hacen sin consultar a las cámaras empresariales de México, pues, aseguró, no toman en cuenta la sobrecarga que esta medida implicaría para las pequeñas y medianas empresas de la República mexicana.

“No hay consenso con los sectores empresariales y productivos sobre esta iniciativa. No es porque el empresario comerciante esté en desacuerdo en dar más días de descanso, consideramos que las vacaciones son un derecho, pero ampliarlo en estos momentos de la economía, cuando salimos de una crisis por una pandemia e inmersos en una ola de inflación sería algo catastrófico”, sostuvo.

El presidente del Consejo para el Desarrollo del Comercio en Pequeño agregó que todavía las empresas se encuentran en una etapa de reactivación económica, tras la pandemia por Covid-19, por lo que un planteamiento así, sin ninguna otra propuesta que pueda incrementar los niveles de productividad de los empleados, generaría un caos.

“El riesgo es que manden a más de tres millones de trabajadores a su casa de vacaciones permanentes; será el resultado de que muchas empresas no puedan soportar este tipo de medidas que se realizan sin consultar a todos”, precisó. Actualmente, una persona recibe seis días de vacaciones después de cumplir su primer año de servicio en una empresa. Pero con la propuesta se pretende duplicar esa cantidad de días. Es decir, las vacaciones mínimas pasarían de seis a 12 días.

Deuda pendiente con los trabajadores

María Beatriz Gasca, experta en Recursos Humanos y Responsabilidad Social, aseguró en entrevista que las empresas deben tener la apertura para cambiar los esquemas de trabajo y priorizar la salud de sus trabajadores.

Expresó que esta propuesta no es un tema de “buenas voluntades”, pues se trata de una cuestión de justicia para los empleados de todo el país.

De acuerdo con los datos de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), un empleado mexicano trabaja dos mil 255 horas al año, es decir, laboran hasta 23% más que los países adscritos al organismo.

La vigente legislación detalla que, por cada año trabajado, la cuota vacacional incrementa dos días hasta el cuarto año, en el cual se llega a 12 días. Después, el incremento de los días de vacaciones se genera cada cinco años.