top of page

Colegio San Idelfonso presenta "MURALISMO Y RESISTENCIA"

El joven artista de origen tsotsil, Dyg'Nojoch, ha dejado una huella en la exposición "El espíritu del 22: un siglo de muralismo en San Ildefonso" con su nuevo mural titulado "Muk'Ta Luch" (que en maya significa Tejido o Creación del universo), el cual se exhibirá en la sala 21 "Muralismo y Resistencia" hasta marzo del próximo año.





En una entrevista, Dyg'Nojoch, quien además es diseñador gráfico de profesión, pintor y muralista de grafiti, compartió su perspectiva sobre la resistencia y cómo la encuentra en la creación artística a gran escala. Reconoció la importancia de los murales no solo desde el punto de vista técnico, sino también por el mensaje que transmiten a la comunidad.


El Antiguo Colegio de San Ildefonso alberga una serie de murales surgidos en la época postrevolucionaria en 1922, con el propósito de ilustrar la historia e identidad mexicana a través de imágenes en espacios públicos. Este recinto cuenta con un valioso acervo histórico y artístico en sus muros, con obras de renombrados artistas como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros, José Clemente Orozco, Fermín Revueltas, Jean Charlot, Fernando Leal y Ramón Alva de la Canal, quienes respondieron a la invitación de José Vasconcelos, entonces Secretario de Educación Pública, para plasmar imágenes trascendentales en la Escuela Nacional Preparatoria.


En continuidad con esta exploración del muralismo, el recinto universitario ha creado un espacio que promueve nuevas perspectivas y propuestas críticas, innovadoras e inclusivas a través de la sala 21, Muralismo y Resistencia. Este proyecto recrea un nuevo muralismo y ha contado con la participación de artistas como Paola Delfín, Pilar Cárdenas (Fusca), Baltazar Castellano Melo (junto al Colectivo Raíz de la Ceiba, Olga Manzano y José Luis Hernández Guzmán, apoyados por estudiantes de la Facultad de Artes y Diseño de la UNAM), así como una nueva generación de artistas que reinterpretan y dialogan con los grandes maestros muralistas del siglo XX y su legado.


En este contexto, se ha integrado recientemente el mural del artista chiapaneco Dyg'Nojoch, quien proviene del sureste mexicano y representa en su obra una mirada hacia la realidad maya. A través de su arte, busca eliminar las fronteras y reclamar la historia y memoria de los pueblos originarios. Dyg'Nojoch, que pertenece a la comunidad Yabteclum, Chenalhó, Chiapas, se desempeña como cronista y testigo de las tradiciones de sus antepasados, al tiempo que confronta la posmodernidad con los mitos y epopeyas de la cosmovisión maya, generando una resistencia indígena a través del muralismo.


El artista destaca la importancia de los colores fluorescentes en su obra, ya que considera que otorgan una energía que evoca los rituales y el valor sagrado de las cosmovisiones. Su enfoque artístico abarca la espiritualidad, la lucha de los pueblos originarios, los problemas sociales, los personajes míticos y las formas orgánicas, plasmados en seres de la flora y fauna, complementados con la simbología maya de manera alegre y colorida.


Dyg'Nojoch adoptó su nombre como un juego de palabras, donde "Dyg" es una variante de "iik", que en tsotsil significa "noche" u "oscuridad", y "nojoch" significa "lo más grande". Para el artista, esto hace referencia a la belleza del cielo nocturno, un lugar donde la vida habita, según sus propias palabras.


En su mural, Dyg'Nojoch aborda, entre otros elementos, el movimiento zapatista, que surgió en 1994, y plantea el rescate del conocimiento ancestral maya, así como la comprensión de la identidad y el legado de nuestros antepasados en la actualidad.

La obra incorpora dos personajes de Acteal, incluyendo a una mujer joven con el bastón de mando, un jaguar que simboliza la condición guerrera de su estirpe y un músico de su comunidad tocando un bajo eléctrico, en referencia a las manifestaciones artísticas contemporáneas de los jóvenes tsotsiles. A través de su mural, Dyg'Nojoch reflexiona sobre cómo las nuevas generaciones han adaptado su propia visión del mundo a las necesidades del presente. Según el artista, el desafío radica en integrar la cosmovisión y el conocimiento maya a las problemáticas actuales para evitar el olvido.


Dyg'Nojoch, nacido en Yabteclum, Chenalhó, Chiapas, en 1989, reside en San Cristóbal de las Casas. Es un artista tsotsil, diseñador gráfico de profesión, pintor y muralista del grafiti. Ha participado en festivales de murales, encuentros a nivel nacional y estatal, y ha colaborado en diversas acciones artísticas en el espacio público.


Su trabajo se basa en los relatos de la gente, su familia y su propio pueblo, así como en sus vivencias de la infancia. Además, es cofundador del Festival GAM: graffiti-arte-mural, que reúne a artistas muralistas a nivel estatal, nacional e internacional para el rescate de espacios públicos en las periferias de San Cristóbal. Ha participado en diversas exposiciones individuales y colectivas en México y en el extranjero, y su trabajo fue publicado en el libro "De mi barrio a tu barrio: Streetart in Mexico, Central America and the Caribbean" (Gudberg Verlag-Goethe Institut, 2012).

bottom of page