Pemex termina gasoducto en Tabasco tras 10 años de trabajo


Petróleos Mexicanos está por finalizar la construcción de un gasoducto que garantizará la mejora y el cuidado del medio ambiente en el litoral de Tabasco, obra que tiene 10 años de inconstantes avances y que con la actual administración por fin se concluirá.


Octavio Romero Oropeza, director general de la empresa, detalló que Pemex está construyendo un gasoducto de 36 pulgadas, es decir, de casi un metro de diámetro, a las orillas del río Mezcalapa, para sacar todo el gas del campo Quesqui, y lo relevante de esta obra es que pasa a 25 metros por debajo del lecho del río y de una carretera, minimizando con ello el impacto ambiental en la zona.


“Es una obra que llevaba 10 años tratando de llevarse a cabo, y que en esta administración la hemos concluido”, destacó el directivo.


El diseño de esta iniciativa fue propuesta y creada por ingenieros de Petróleos Mexicanos. Se tiene conocimiento que el pasado 28 de agosto ya se introdujo la tubería de 36 pulgadas por debajo del río Mezcalapa. Cabe destacar que este río es el principal productor de energía hidroeléctrica y el segundo más caudaloso de ese estado.


El caudal del río Mezcalapa es bastante grande y tiene mucho movimiento de agua y fauna, por lo que, se hizo un diseño con 25 sondeos de mecánica de suelo que les permitiera garantizar no tocar el lecho marino, ni nada que pudiera obstaculizar o dañar el medio ambiente.