UACh cancelará renta de vehículos de lujo con Lumo Financiera del Centro



La Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) tiene previsto concluir el contrato de arrendamiento de 42 vehículos, muchos de ellos de lujo, otorgado por la administración de Luis Alberto Fierro a la empresa Lumo Financiera del Centro, S.A. de C.V., SOFOM, ENR., informó el actual rector, Jesús Villalobos Jión.


Tras las anomalías encontradas por la Auditoría Superior del Estado al arrendamiento de las unidades, el rector de la Universidad Autónoma de Chihuahua (UACh), Jesús Villalobos, adelantó que buscará cancelar el contrato.


Villalobos Jión subrayó que el contrato se considera un gasto innecesario, ya que en la flotilla se incluyeron vehículos de lujo que no son indispensables para sus actividades.


“Me parece lamentable que la Universidad Autónoma de Chihuahua haya hecho este proceso de arrendamiento de vehículos en donde muchos de estos eran Suburban para los directivos, y no creo que corresponda al momento financiero”, aseveró.


Explicó que el acuerdo cuesta alrededor de un millón 060 mil pesos cada mes y de inicio se pagaba como arrendamiento, pero que posteriormente se modificó para que se mantenga la propiedad una vez que culmine en 2022.


El contrato fue resultado de una licitación y se firmó el 30 de junio del año pasado. Estará vigente hasta el 30 de septiembre de 2022, por un millón 169 mil pesos mensuales.


De acuerdo con las observaciones realizadas por la Auditoría Superior del Estado a la cuenta pública de la UACh 2020, se omitió verificar el cumplimiento de la totalidad de documentos y requisitos solicitados durante el proceso licitatorio “particularmente, respecto a la carta de disponibilidad y apoyo del distribuidor y fabricante y hacerlo constar en el Acta de Apertura de las Proposiciones”; mientras que la universidad argumentó que todo se debió a un “error involuntario”, que desembocó en que no se asentaran siete escritos de diversos distribuidores.


La Auditoría identificó que el Estudio de Factibilidad proporcionado únicamente compara la opción de adquisición al contado contra la opción de arrendamiento puro y se dejó fuera la opción de arrendamiento con opción a compra, por lo que se concluyó que se incumplió la Ley de Adquisiciones, Arrendamientos y Contratación de Servicios del Estado de Chihuahua y su reglamento.


El órgano fiscalizador señaló también que aun cuando Universidad manifestó que no solicitó un ingreso adicional, ya que los movimientos generados corresponden a traspasos de un remanente de recurso propio a la subcuenta de Arrendamiento de Vehículos, “no se anexan las autorizaciones de los movimientos presupuestales de la Dirección Administrativa”, ante lo cual “se determina que la Entidad fiscalizada no entregó la documentación suficiente, para desvirtuar el resultado”.


La Auditoría informó que no se presentó documentación en la cual se muestre que la celebración del citado contrato justificara ventajas económicas o condiciones más favorables.